viernes, 27 de abril de 2012

Para mi ángel.

No sé por dónde empezar; y esta vez es en serio. No tengo ni idea. No sé cómo puedo sacar medianamente todo esto que llevo dentro. Hace días que quería escribirte, pero no lo he hecho hasta ahora porque estaba bloqueada, y lo sigo estando... Quizás esto no sea de lo mejor que escriba, pero lo necesitaba, aunque fuera para empezar a sacar algo, por poco que sea. 
Desde pequeñita siempre estuve pegada a ti, si los dos estábamos en el mismo sitio era totalmente inevitable que no estuviéramos pegados. Yo era tu "lapa". Era como si toda la vida hubiera sabido que esta mierda tan grande iba a pasar, y haya necesitado siempre pasar todo el tiempo posible del mundo contigo. 17 años, que se me han quedado cortos, cortísimos. Nos quedaban tantas cosas por vivir aún.. Tu boda, la mía, mi graduación, mis 18, partidos de nuestro Barça... O simplemente el día a día, cuando te veía y aún con 17 años corría hacia a ti como una niña pequeña. Para mí no pasó el tiempo. Y si te soy sincera aún no ha pasado. Y tengo un problema.. Y es que no me creo que ya no estés aquí, no puedo creerme que nunca más me vayas a abrazar, a dar un beso, a reñirme, a llamarme peque, pequeñuela, pitufón, enana, bicho... ¿Cuántas veces me has hecho felíz tío? Infinitas, incontables... Es imposible descifrar las sonrisas que me has arrancado en estos 17 años, en los que has estado SIEMPRE a mi lado. Y contigo si que puedo utilizar la palabra S-I-E-M-P-R-E; incluso ahora, porque te hablo y te siento, y sé que estás en el mismo sitio que yo aunque no te pueda ver, igual que cuando miro una foto tuya, te puedo sentir. Y es que sé que NUNCA me vas a dejar, por más tiempo o distancia que haya entre los dos. A las personas que de verdad quieres, les quieres por encima de cualquier pero. Y sí, efectivamente te quiero con auténtica locura por encima del mínimo pero. ¿Qué más da que no te pueda tocar? Eso nunca hará que deje de sentirte... ¿Sabes? la única diferencia entre ahora y antes, es que antes eras un ángel, y ahora eres un ángel con alas, que estoy totalmente segura de que está las 24h del día guiando mis pasos. 
Y ahora mismo.. mucho más no te puedo decir, me bloqueo, me obceco y sólo necesito tu abrazo, ese con el que sueño cada noche. Te seguiré escribiendo tío.
Tu sobrina que te quiere con locura, delirio y pasión.
Carla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario