jueves, 8 de mayo de 2014

No saltes los charcos, ¡písalos!



Un día me dijeron que en la vida si no arriesgas ya estás muerto. Que no tienes nada que perder si arriesgas y que si no lo haces ya estás perdido. Muchas veces me he equivocado, pero sé que si no hubiera arriesgado y probado suerte, hoy no estaría donde estoy ni sería quien soy. El destino nos da diferentes caminos a elegir sin que nosotros lo sepamos, pero él nunca podrá decidir por nosotros, porque si de verdad quieres algo desde lo más profundo de tu corazón irás a por ello, da igual las veces que haga falta volverlo a intentar, porque no pararás hasta que lo consigas.

Y yo, si os soy sincera, a cabezona no me gana nadie y menos cuando estoy tan enamorada de aquello que quiero conseguir, ya sean metas, o absolutas tonterías; ¡enamórate de lo que haces! Es la forma más efectiva de conseguirlo. Enamórate de tu vida, de los días y de las horas; enamórate del sol y de la lluvia, ¿qué ganas quedándote en casa cuando hay tormenta? ¡sal a bailar! deshazte el pelo, y mójate los zapatos pisando los charcos… Al fin y al cabo mañana hará sol y todo volverá a estar seco.








Carla#

No hay comentarios:

Publicar un comentario