sábado, 28 de diciembre de 2013

2013 se llama Superación.

Cada año, cuando se acerca el 31 de diciembre intento contenerme. Intento no escribir esas líneas que tanto me hacen pensar y sopesar si todo ha valido la pena. Pero no tengo remedio, soy una melancólica, y como cada año cuando se acerca el 31 de diciembre, aquí estoy. 
Lo primero que se me viene a la mente, es que si tuviera que poner título a este año de mi vida, sin ninguna duda lo llamaría "Superación". Y es que este año ha sido con creces el año de las superaciones. He tenido y debido que afrontar muchas cosas, demasiadas diría yo para tan sólo un año... Pero las cosas, como siempre, vienen de golpe, si no fuera así, no formarían parte de la vida ¿no?. Nunca nada viene con previo aviso. Y como siempre, tuvimos que hacer frente a todo aquello que se nos puso por delante... Cambios, añoranzas, desafíos... ¿Y sabéis qué? Que me doy cuenta, que por más cosas que pasen, al final todo se acaba superando, que lo único que hace falta para poder dar el salto son ganas y esfuerzo. Y que a pesar de todo, no cambio por nada todo lo que he pasado en este año, porque con él me he llevado personas increíbles, momentos que ni me imaginaba que pudieran suceder, amor en cantidades industriales, metas alcanzadas, sueños cumplidos... Y sobre todo he aprendido que hasta cuando te rompen tus planes en mil trocitos, las cosas suceden por alguna razón. Y sí, me refiero a que este año no habré entrado en la carrera que yo quería, pero señores... sólo por la gente que he conocido puedo decir que ha valido la pena. 
Todo esto no hubiera sido posible sin las personas más cercanas a mi que, como siempre me han ayudado tantísimo. Y no sólo me refiero a las que están en la tierra; tengo la suerte de tener un Ángel maravilloso en el cielo. 
Por todo esto, y por quizás muchas más cosas que se pueden leer entre líneas, llamo a este año, el año de la superación. Un año que me ha enseñado incluso más cosas de las que yo puedo imaginar. Y aunque no haya sido nada fácil, afirmo que ha valido la pena.














Carla#

No hay comentarios:

Publicar un comentario