lunes, 27 de mayo de 2013

Reflexiones de algo futuro.

Hace tiempo que no escribo, y me ha dado por soñar. Evadirme. Quizás eso ahora es lo más fácil.
Hoy el cielo está tapado, nublado, encapotado. Es todo demasiado automático, todo como siempre, todo como ahora. No quiero pararme a pensar, pero cuando lo hago las cosas no van bien. Que tal vez no me puedo quejar, o tal vez sí. El mundo esta loco, va loco y no nos queremos dar cuenta. Miremos a la pantalla, veamos una película. La ficción tapará la realidad, aunque ni los mejores efectos especiales podrán hacer que las cosas dejen de ser como son. El enfrentarse al mundo es ahora una opción dura, de esas para valientes que se atreven a subir en una montaña rusa cogidos tan sólo por un cinturón y que saben con certeza que en algún tramo se van a caer.
¿En serio te quieres caer? La verdad es que no. Aunque tampoco quiero ser el tópico de "quien no arriesga no gana" o "si me caigo, me levanto". Es más, lo quiero romper. Así que déjame tiempo con mis ganas y una cámara. Que te voy a demostrar lo que puedo llegar a ser apartando la ciencia ficción de las películas e incluyéndola en mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario