domingo, 11 de noviembre de 2012

7.

Noviembre, los meses pasan. Y con ellos el tiempo. Hace 7 meses que empecé a salir con el chico que amo, y casi 7 meses que se murió mi tío, ese que era como un padre para mí. Qué ironía, ¿no? 
No sé cómo explicarlo, tal vez lo que quiera es que sea como una operación matemátca, como +1 y -1 = 0, no sé si me explico.
Pero eso en la vida real no funciona, la alegría de estar con mi chico no me quita la tristeza de no tener a mi tío aquí, y viceversa. Aunque supongo que intento reír más que llorar. 
Sé algo seguro, cada vez que yo lloro, mi tío llora, y se las palabras exactas que me diría mientras me acariciaría la cara. Y sí, puede que ahora se me estén resbalando unas lagrimitas, pero no te preocupes tío, sólo me emociono porque sé que estés donde estés, ESTÁS. Y eso es lo importante.
Gracias, tú ya sabes porque.
 TE QUIERO♥






No hay comentarios:

Publicar un comentario