domingo, 27 de noviembre de 2011

Verdades como templos.

Estoy muy harta ya de todo. Estoy harta de los te quieros falsos y de los besos a medias. De las sonrisas no correspondidas y de los malos humores al levantarse. Que si no te ha ido bien el día no es por mi culpa, y que si no me quieres no intentes reterneme, porque dueles. Y cansa, cansa que día tras día sea la misma mierda; pero aguanta, calla, échatelo a la espalda y sigue sumando. "Porque la vida es eso" ¿no?... 
Aunque hay veces que el mundo podría tener un poco de consideración con el aguante de los humanos, porque sólo somos eso, personas humanas; que de vez en cuando necesitamos un respiro, un minuto, una pausa, un momento sobre natural para poder continuar. Pero no. La vida, o el destino más bien, no tiene en cuenta nada de eso, y si te da en una mejilla, tú pon la otra... Ponla... Que a estas alturas sé perfectamente que lo único que conseguirás será llevarte otra bofetada. Porque nadie tiene en cuenta lo que das, ni siquiera lo que reciben. NADIE.



Carla#

No hay comentarios:

Publicar un comentario