martes, 15 de noviembre de 2011

Demasiadas mentiras.

Dicen que las cosas más importantes que nos suceden en la vida son las que menos esperamos que nos pasen. 
Yo no me esperaba que de repente un día cualquiera alguien se fuera colando en mi vida llamando a la puerta, poco a poco, y menos que se colara en mi día a día pidiendo permiso. Aunque sí sabía que de ahí no saldría nada bueno, pero sin embargo lo dejé pasar, lo quería vivir. 
Hasta que llega un momento que de pronto llaman a tu puerta, dejan dinamita y salen corriendo. Y cuando vas a abrir, te explota todo en la cara.
Te juro que no voy a dejar que me vuelva a pasar esto NUNCA más; te lo juro.



Carla#

No hay comentarios:

Publicar un comentario