lunes, 12 de septiembre de 2011

Ya me da igual romper o que me rompan. Ya me he cansado. Me he cansado de las sonrisas forzadas y de hacer como que no te busco, de intentar poner mejor cara y dejarme llevar, de inventarme que voy a cumplir mi sueño y de ver como una vez tras otra es la misma rutina al llegar septiembre. Pero se acabó, ya me he cansado de ir por la calle como si fuera una enamorada de la vida, porque no lo soy. Hoy en día habrán más cosas que te hagan sufrir y pocas las que te hagan sonreír, es verdad. Así que ahora no voy a dejar que la mínima tontería me saque una carcajada, porque de ahí luego vienen las ilusiones que se desmoronan. Simplemente voy a darle más intensidad a las cosas que de verdad me hacen felíz, voy a quitar gotitas de sonrisas del sitio equivocado para vacíar el cuentagotas en el sitio correcto. 
Carla#

No hay comentarios:

Publicar un comentario