miércoles, 10 de agosto de 2011

Siéntete vivo.

Si duele un recuerdo, ¿lo cura el olvido? En este caso si duele la cabeza no es suficiente con un hemicraneal.
Siempre he pensado que tendrían que existir medicinas para cuando nos encontramos mal, pero por dentro... Cuando notamos que a medida que nos aumentan los latidos vamos perdiendo un poquito más la esperanza.
Ya da igual que alguien te haga aflojar o no. Te frustras en aquello que un día fue, pero hoy no es. Y desde tu camino lo ves cada vez más pequeño. Y sabes que un día lo dejarás de ver del todo, porque esas cosas pasan, porque los finales existen. Yo siempre les he tenido pánico; nunca he sabido aún despedirme de las personas como toca. Tampoco pretendo aprender... Cuanto menos práctica tenga mejor. 
Pero os diré una cosa; cuando una persona os diga que tiene miedo no os asusteis, ni que nada os eche hacia detrás, ¿sabéis por qué? porque si no se tiene miedo, no se sufre, y el que no sufre no quiere, y el que no quiere no es felíz, porque jamás se habrá sentido vivo, y entonces... Ya te puedes dar por muerto.
Carla#

No hay comentarios:

Publicar un comentario