lunes, 11 de julio de 2011

Sonríe frente al espejo.

¿Te acuerdas de tus promesas? Prometiste no llorar, no desistir, no parar hasta que los de tu alrededor estuvieran orgullosos de tí... Prometiste no bajarte del mundo, seguir dando vueltas aunque a veces te mareases. Y bueno hoy... tengo que decirte que aunque a veces tu corazón se parase en suspiros, minutos de derramar un par de lágrimas por aquel al que nunca quisiste dejar ir un día de abril, o recuerdos de paseos en bici, y tiempos mejores; no lo has hecho tan mal. Aún no has dejado de luchar ni un sólo día por lo que quieres, y eso... Eso no lo hace cualquiera.
¿Sabéis? soy de las que piensa que la vida es como un espejo: te sonríe si tú le sonríes. Hoy, deseo tener una sonrisa infinita. Nunca descubriré quién se puede llegar a enamorar de ella.


Carla#

2 comentarios:

  1. YO me he enamorado de tu sonrisa! :P Me gusta mucho lo que escribiste, como siempre :) Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de años estoy viendo comentarios que no sabía no que estaban por aquí. Me alegro mucho de que te guste lo que escribo, así que te espero por mi blog. Un beso! :)

      Eliminar