domingo, 20 de marzo de 2011

Recuerdos.

Las cosas no son especiales de por sí, somos NOSOTROS quienes las hacemos especiales cuando les guardamos un sitio dentro de nuestra memoria, haciendo que cuando las recordemos un cosquilleo nos hinunda, haciendo que nos vuelvan a invadir con la misma magia con la que lo hicieron aquella vez. Nos transportan a aquel banco donde le viste por primera vez, a aquella habitación donde sólo existíais tú y él, a aquella tarde donde conociste a la que ahora es tu mejor amiga, o a aquella noche que creías que ibas a arrasar y te sentías tan genial. Sin darte cuenta un estado de felicidad se apodera de tí, y en tu cara se ha dibujado un esbozo de sonrisa. Y eso es que algo sea especial para tí, que sin saber por qué, al transportarte a esos momentos el mundo te parece un poco menos cruel, porque recuerdas que ha sucedido y que te ha hecho felíz.




Carla#

No hay comentarios:

Publicar un comentario