martes, 18 de enero de 2011

Vuelos.

Y en este mismo instante me he dado cuenta de que esta sensación es completamente única, completamente completa, que estoy experimentando cada cosa que soñé, cada milimetro del cielo que quería tocar lo he tocado hoy con la yema de mis dedos por un segundo aunque haya sido.
¿Y sabes qué es lo que más me ha gustado de este viaje? Que me he dado cuenta de que el mañana, el futuro, te da la opción para que sea algo que hoy tal vez no haya podido ser por cualquier cosa, por cualquier tontería que ahora mismo te parece un mundo, y que mañana cuando lo hayas conseguido te estarás riéndo de tu gran preocupación, esa que sólo el tiempo te ha sabido enseñar que eran tan sólo ansias de volar. Pero el mundo es demasiado grande como para recorrerlo en tan sólo un vuelo frenético. Es mucho más bonito recorrerlo en varios tramos disfrutándo a cada segundo de eso que estás viedo allá abajo desde aquí arriba.


Carla#

No hay comentarios:

Publicar un comentario