martes, 14 de diciembre de 2010

Valor.

¿Has cerrado tus alas? Qué va... Yo creo que nadie en este mundo te las podría cerrar, y mucho menos cortar... ¿Sabes? tienes ese poder de levantarte cada vez que te preguntas "¿y ahora cómo lo hago para volver a ponerme en pie?". Y lo mejor de todo, es que lo consigues pensando que no lo conseguirás; entonces y sólo entonces te das cuenta de tu grandísimo potencial, de tu fuerza interior, de que por mucho que hayan intentado darte mil patadas las has esquivado todas y cada una de ellas.
Merece la pena seguir hacia delante, simplemente para saber de hasta dónde eres capaz de llegar; y lo sabes.


Carla#

No hay comentarios:

Publicar un comentario