jueves, 30 de septiembre de 2010

Date cuenta.

Hace poco entendí que todo lo que crees tener asegurado en esta vida, es lo que más fácil se puede desvanecer, sin tú darte ni cuenta. Lo que hoy piensas que puede ser para siempre, que puede durar mil años, al destino le puede valer un capricho para tirarte todos tus esquemas por tierra.
Lo sé, porque a mí me pasó. Creí que lo sabía todo, que su amor me duraría hasta el resto de mis dias por muchos años que pasaran, también creí que el olvido no habitaba en el tiempo. Pero descubrí que el tiempo y el olvido son como hermanos gemelos, que un día te levantas y echas de más lo que un día echaste de menos; es entonces y sólo entonces es cuando te paras a pensar, y descubres que lo que un día te parecía imposible de borrar, el viento se lo ha llevado aunque haya dejado la marca de que un día estubo en tu vida, de que un día fue tu vida... Pero te das cuenta de lo que piensas "fue mi vida", exácto, estás pensando en pasado y amiga... Eso demuestra una vez más que lo que te parecía imposible de olvidar, se ha marchado para siempre.
Yo siempre he pensado, si se marchó para siempre será que el destino tiene algo mejor preparado, porque las casualidades no existen, sólo existe el destino.


Carla#

1 comentario:

  1. Carla .. tienes toda la razon.. Si.. en esos momentos cuesta creer que algo tan intenso se puede borrar.. pero si.. creo que un dia se puede.. solo es tiempo.

    Tambbiien me gusta tu blog! un beeso!

    ResponderEliminar